Una experiencia que te hace sentirte especial

        Hoy en día teniendo niños ¿quién no quiere ir a visitar Disneyland París? ¿Y si esa visita se realiza con alojamiento en el espectacular hotel rosa y en Navidad?

La experiencia se duplica. 

Teníamos como excusa realizar un regalo a mi madre. Aprovechando una oferta de Disney en la página web italiana, nos lanzamos a lo loco y decidimos que una vez en la vida lo teníamos que hacer. 

Era el viaje idóneo para aquella locura. Y así, decidimos que íbamos a alojarnos en el Hotel Disneyland de París.

Navidad en Disneyland Hotel

Las ventajas del hotel Disneyland

La gran ventaja de este hotel es la cercanía al parque Disneyland. Fuimos en diciembre y en esas fechas en Disneyland París hace mucho frío. Mucho, mucho frío y mucha humedad. Estar tan cerca del hotel te facilita la entrada y salida al parque. Con niños pequeños puedes ir a la habitación para hacer la siesta o cambiarles de ropa. Tener en cuenta que para las 8 de la mañana el parque está abierto y que el día se hace muy largo.

Nuestra habitación era una habitación familiar superior con terraza, ubicada en la zona opuesta a la entrada principal, cerca de la piscina. Este tipo de habitación es la única con capacidad para 5 personas. Consta de 2 camas de matrimonio y una cama individual. Teníamos terraza con mesita y sillas que no pudimos aprovechar por el frío que hacía. Nos dieron la bienvenida con chocolatinas, 2 botellas de agua y una lata coca-cola especial del 25 aniversario. También teníamos una cafetera nespresso con cápsulas y un hervidor.
Todas las noches nos venían a la habitación para preguntar sin nos faltaba algo, un detalle
que se agradece.

Otra comodidad que te ofrecen al hacer el checking, es que te llevan las maletas a la habitación para que tú puedas acceder directamente a disfrutar del parque. Parece una tontería pero os aseguro que el hotel es enorme y las distancias son muy grandes.

habitación familiar superior 

Todos sabemos que en Disneyland la Navidad es la temporada con más afluencia de gente. Por eso el hotel Fast past extra, aparte del faspast estandar, ayuda a poder disfrutar más del parque y poder entrar en una atracción más sin hacer cola.

Otra de las ventajas que tiene el Hotel Rosa, así es como lo llamamos nosotros, es la piscina climatizada y el jacuzzi. Ha nosotros nos gustó mucha la sensación de llegar a la habitación, congelados y poder ponernos el albornoz y las zapatillas y zambullirnos en el agua calentita de la piscina.

Tanto el albornoz como las zapatillas, estaban incluidas en la habitación. Las toallas te las dan en la piscina. También ofrecían accesorios (churros, tablas….) para que los niños jugaran con ellos. Como veis ofrece todo tipo de comodidades.

 

Piscina del Disneyland Hotel 

En nuestro caso como teníamos la media pensión premium incluida en el precio, también fue una ventaja importante. Porque nos dio acceso a poder desayunar un día en el parque, en el restaurante Plaza Garden. Un Buffet espectacular animado por los personajes que van pasando por todas las mesas y saludando. Hay opción de sacar fotos y pedirles autógrafos. El resto de días desayunamos en el restaurante Inventions del hotel, otro buffet maravilloso.

Poder ir al restaurante de las princesas, restaurante Auberge Cendrillon sin tener que pagar nada extra también fue una ventaja. Aquello fue una experiencia inolvidable para toda la familia. Poder disfrutar de la compañía de las princesas mientras estás comiendo es una locura.

Restaurante Aubergue de Cendrillon

También tuvimos la suerte de cenar en los restaurantes del hotel, California Grill                  (restaurante a la carta) y Inventions (buffet).

Restaurante Inventions de Disneyland Hotel

Restaurante California Grill, Disneyland Hotel

No son pocas las ventajas del hotel. Creo que en invierno y con niños pequeños merece la pena.

Temporada Navidad, decoración de ensueño

Que decir de la temporada de Navidad. Para mí la temporada más bonita y especial de Disneyland. Merece la pena pasar frío por vivir la experiencia de estar en un cuento.

Parque Disneyland Paris

La decoración de Disneyland Hotel  te deja con la boca abierta. En la entrada principal te encuentras con una casita de azúcar y un impresionante árbol de Navidad con su trenecito rodeándolo y dando vueltas. ¡A los niños les encanto!

Hall Disneyland Hotel

Cafetería Café Fantasía, Disneyland Hotel

Decoración Navidad en Disneyland Hotel

El parque está decorado al detalle. El árbol de Navidad de la entrada es gigante. Los villancicos de Main Street con nieve artificial cayendo por toda la calle, es mágico.

Las tiendas son algo aparte de mencionar. Son mi debilidad. Los escaparates te llaman para que te quedes mirando y admirarlo cada detalle. Tanto por fuera como por dentro están preparadas para que te guste todo y quieras llevártelo todo.

También suele haber espectáculos y cabalgatas especiales de Navidad. Siempre aportando esa magia tan especial que tiene esta temporada. 

Es importante realizar una ruta o planning del día para que podáis aprovechar al máximo y disfrutar de los espectáculos. Llevar siempre con vosotros el mapa y los horarios de los espectáculos. 

Podéis bajaros también la APP de Disneyland. Os ayudará a organizar el día. 

Fue un viaje corto pero intenso. 

Si queréis información más detallada me podéis preguntar por e-mail o escribir un comentario.