Hoy os traigo una visita a una de las  bodegas más bonitas que hay al otro lado de rio Douro en Oporto,  la Bodega Ferreira. Está en el núcleo de todas las bodegas de Oporto llamada Vila Nova de Gaia.

El acceso desde Oporto no tiene ningún misterio. Se puede cruzar el puente andando por la zona Alta y bajar hasta el paseo marítimo andando o también se puede utilizar el teleférico de Gaia. Si  se accede por la parte baja del puente, directamente se llega al paseo marítimo. Y por último, una opción muy sencilla y rápida  seria coger un taxi-barco.

 

Bodega Ferreira (Oporto)

 

La visita a la bodega funciona con visita guiada y se pueden adquirir las entradas desde su pagina web o directamente en la bodega.  Hay opción de elegir diferentes tipos de visita pero la más básica es la entrada de adulto de 13€ con degustación de 2 vinos diferentes y los niños entran GRATIS. 

La casa Ferreira es  especial porque su mayor impulsora fue una mujer, Antónia Adelaide Ferreira. Fue una mujer emprendedora para la época e introdujo nuevos métodos muy novedosos para hacer el vino de Oporto.  

En ella descubriréis los encantos del vino de Oporto. Recorreréis la bodega  casi a oscuras y  con una temperatura algo fresquita. La visita está dividida en 3 partes. Tiene una parte dedicada a la  historia del vino y a las diferentes técnicas de almacenamiento de las barricas, una segunda parte que es un pequeño museo. En la tercera parte se accede a la zona de degustación de los vinos. 

 

Ha sido una experiencia enriquecedora, interesante y muy amena. Los niños han disfrutado mucho entre barricas de vino  y oscuros  pasadizos. Por ultimo comentar que la duración de la visita no excede de los 40 minutos, por lo tanto es perfecto para ir con niños.